Ikaria


Categoría

Salud

Servicios

Naming

Tagline

Identidad Corporativa

Web

Interiorismo

El hito de la longevidad

Si hiciéramos el ejercicio de asociar el concepto de fisioterapia a una visión, seguramente sería la de una clínica de paredes blancas y suelo totalmente liso y brillante, llena de imágenes del cuerpo humano y diplomas, y de personas que llevan ropa blanca y que hablan con palabras que no se entienden demasiado. Y, seguramente, nos acercaríamos mucho a lo que la mayoría de Marcas de fisioterapia transmiten en realidad.

Ikaria Web Color
Mock Up Salon Ikaria
Ikaria Web Types

Algo trascendental para el ser humano


Focalizar en el significado técnico, en la experiencia de los fisioterapeutas, en la explicación de los tratamientos, o en la calidad de las máquinas usadas, suele ser lo más habitual. Y no cabe duda que esto es muy importante, pero no debe hacernos olvidar que al fin y al cabo se trata de relaciones humanas, de hacer sentir bien a las personas. A nivel de salud, y también a nivel emocional.

Por eso, en el caso de esta clínica de fisioterapia de nueva creación, quisimos proyectar una Marca que enfatizara el significado de la salud, no solo a corto plazo sino como modo de vida. ¿Por qué debo cuidarme? No es una cuestión de peso, de estética, de hacer más o menos cosas… se trata de vivir más y mejor.

Stationery Ikaria Mock
Vllas Horizontales Ikaria

Valorando, tanto el Cómo, cómo el cuánto


Existen 5 lugares en el planeta donde la longevidad está por encima de la media. Sus habitantes no solo viven más años, sino que lo hacen de manera más saludable. Okinawa (Japón), Ogliastra (Cerdeña), Nicoya (Costa Rica), Loma Linda (California) e Icaria (Grecia). Así surgió el nombre de esta Marca, como homenaje a este último lugar, una isla griega de aguas cristalinas y clima mediterráneo.

Un concepto de Marca que se puede percibir tanto en la identidad visual, como en la web o en el propio diseño de la clínica. Estratégicamente, buscamos un modo mucho más desenfadado y empático de conectar con las personas, en el que no se trata de demostrar lo buenos que somos, sino lo bien que les podemos hacer sentir.

ANTES DE QUE CONTINÚES

Si te esta gustando este articulo.

Puedes disfrutar de mucho más contenido y formación gratuita en nuestra newsletter y canal de telegram.

Marcando esta casilla, confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad y que consiento el envío de boletines informativos al correo indicado.

Nos vemos en Telegram:

Suscríbete y disfruta
Movil y PC Ikaria

Códigos que transmiten la esencia


Colores azules y turquesas, llamativos pero frescos, comparten protagonismo con líneas sinuosas y fluidas que podrían parecer curvas de nivel que indican el relieve de la isla o las propias fibras musculares. Cada uno es libre de imaginar lo que quiera, porque en Ikaria todo es flexible, incluso la mente. Esa es una de las cualidades indispensables para vivir más y mejor. También el logotipo parece fluir, variando la anchura del trazo en cada tramo de un modo natural.

Rotulo Ikaria

Activando los 5 sentidos


En el local, la entrada ya nos invita a relajarnos. Un espacio luminoso, con un techo ligero de donde se suspenden plantas frondosas y lámparas de mimbre con formas sinuosas. La madera de pino del suelo y de los listones de la pared, aportan también calidez frente a los diseños asépticos habituales.

BEHIND Fisioterapia Ikaria 1
BEHIND Fisioterapia Ikaria 11
BEHIND Fisioterapia Ikaria 28
BEHIND Fisioterapia Ikaria 38

Cada instante, una experiencia


Además, existe otro elemento muy característico, las “islas vegetales” de las consultas. Las personas pasan horas de su vida tumbadas en las camillas, mirando hacia arriba, viendo techos blancos sin ningún interés. ¿Por qué no ofrecerles una vista mejor? ¿Por qué no ofrecerles un pequeño jardín? Así es Ikaria, una Marca que se preocupa no solo de recuperar lesiones, sino de mejorar la vida de las personas. Aunque sea aportando su granito de arena. Arena como la que llena las playas de uno de los puntos más bellos y longevos del planeta.

Larga vida a Ikaria.